Ppal

Ventajas de un ERP en la transformación digital de una empresa

Rate this post

En un mundo en el que la competitividad depende casi totalmente de los avances tecnológicos, la transformación digital de las organizaciones resulta un factor decisivo a la hora de posicionarse en los mercados y tener un crecimiento exponencial. En los últimos años el ERP se ha consolidado como una de esas tecnologías que aprovisionan a las empresas de las herramientas para tomar decisiones en función de la productividad. En este post analizaremos sus ventajas en los procesos de transformaciones digitales que adelantan las pequeñas, medianas y grandes organizaciones.

¿Qué es un ERP?

El ERP (enterprise resource planning, por sus siglas en inglés) se puede definir como un sistema que se encarga de organizar la información de las operaciones de una empresa en todos sus niveles, con el fin de lograr una planificación exitosa de los procesos administrativos. A través de él, y de los medios tecnológicos que lo soportan, se logra una plena comprensión del ciclo administrativo, y así todos los procesos en una organización son objeto de una juiciosa sistematización.

De ese modo, a todos los empleados -desde el grupo base de la empresa hasta su área directiva- se les asigna unas funciones específicas que responden a unas estrategias y misión empresarial; y que cada uno de ellos interioriza. Se trata, entonces, de un sistema que logra asimilar y procesar grandes volúmenes de información que, finalmente, debe fortalecer la asertividad en la gestión empresarial del área directiva, pues arroja resultados que permiten encontrar soluciones a problemas reales que se pueden presentar en el área de manufactura, de distribución, de mercadeo, administrativa, etc.

Los ERP son un descubrimiento posibilitado por los avances tecnológicos de la era digital. Se construyen a partir de software especializados que se instalan a los ordenadores de la organización -o de los usuarios- y permiten un alto grado de interacción. Lo más importante de un ERP es que no funciona como un sistema cerrado, es decir, es abierto a las variables que los distintos tipos de entornos inevitablemente le imponen a la organización, por lo que en el ERP es un sistema modificable que se adapta a las características (y necesidades) de cada organización y de las transformaciones digitales que está llamada a implementar.

Cabe anotar que existen tres tipos de ERP: el predeterminado, que permite un mayor grado de adaptabilidad en tanto que está construido desde cero y, por la misma razón, implica una inversión más alta; el local, recomendado para pequeñas empresas puesto que cuenta con las funciones necesarias para una organización con menor número de empleados y, asimismo, menos procesos activos; y el EPR en la nube, cuyo desarrollo de software -al igual que el anterior- no es tan desarrollado como el predeterminado, pero cuenta con la ventaja de la sincronicidad, pues se puede instalar en cualquier ordenador y se accede a él por medio de un servidor en línea.

La modernización empresarial, entonces, es una inversión que no distingue la dimensión de las organizaciones, que cada vez más están próximos a llevar a cabo las transformaciones digitales pertinentes a su sector y a las exigencias del contexto. Algunos de los software de gestión ERP más conocidos son: SAP, Microsoft Dynamics, SAGE X3, entre otros.

Mayor eficiencia y rentabilidad

tecnologiaComo exponente de las transformaciones digitales, el ERP genera un impacto altamente positivo en la productividad, pues se pasa de destinar unos recursos (humanos, económicos, materiales o tecnológicos) para la realización de unas actividades, a verificar su eficacia y eficiencia en el desarrollo de los procesos empresariales que corresponden a cada una de las áreas de la organización de manera autónoma o interrelacionada. Es decir, por medio de la tecnología y desarrollo de estas transformaciones digitales se garantiza la optimización de los activos de las empresas.

Con base en esta radiografía que logra el ERP del estado procedimental de la organización, es mucho más sencillo tomar una decisión o realizar ajustes que propendan, a mediano y largo plazo, a la maximización de la rentabilidad. Esta es una ventaja que para cualquier observador diferencia a unas organizaciones de otras en el mercado: las que se hallan a la vanguardia de las transformaciones digitales de las que no.

La transformación digital es el reto que impone la era digital y que prueban la adaptabilidad de las empresas, una cualidad vital cuando el tiempo, como hoy, avanza tan rápido.

 

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes