Ppal

La depreciación de activos fijos

Rate this post

Estemos o no inmerso en el mundo de las empresas, el tema de la depreciación de activos fijos, es un tema necesario y que sin lugar a dudas se debe repasar. Lo primero que podemos hacer es definir lo que es un activo fijo, y esto lo podemos responder de la siguiente manera: un activo fijo hace referencia a un bien de una empresa, que puede ser tangible o intangible, que no puede convertirse en líquido a corto plazo y que cumple una función principal en la producción de la organización.

Algunos ejemplos de activos fijos son los bienes inmuebles, maquinarias, materiales de oficina, etc. También se incluyen en esta lista los bonos, las acciones y los valores emitidos por empresas afiliadas. Pero acá hay un punto en el que debemos poner atención, los activos fijos cuentan con una vida útil, es su desgaste los que se conoce como depreciación.

La depreciación, y los tipos de depreciación, son en esencia el mecanismo mediante el cual se reconoce este desgaste y la pérdida de valor que sufre el bien. La depreciación de activos fijos es por ende, el desgaste de estos, ya sea a la hora de cambiarlos o simplemente del cese productivos de estos activos.

Cuáles son los tipos de depreciación que existen

Dentro de los tipos de depreciación más utilizados podemos reconocer el método de línea recta, que nos dice del desgaste de un activo influido por el factor tiempo. El método de depreciación de actividad, que trata sobre la función de utilidad y uso por el cual fue depreciado el bien.

También podemos encontrar métodos más complicados como la suma de dígitos anuales y de doble cuota sobre el valor, formas recurrentes en la depreciación de activos fijos.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes