Pesquisa indica que Netflix complementa TV

La UK Broadcaster’s Audience Research Board, responsable de la verificación y medición de la audiencia de la televisión en el Reino Unido, condujo una investigación que tuvo resultados bastante sorprendentes, que demuestran que servicios de streaming como Netflix y Amazon Prime no reemplazan la Smart TV , sino complementando su uso.

El estudio muestra que los suscriptores de los servicios de streaming son probablemente suscriptores de servicios de televisión por cable o similares – el 30% de ellos tiene Netflix, mientras que el 13% sólo cuenta con TV abierta, lo que demuestra que la gente no está dejando de ver TV pero sólo cambiando la plataforma utilizada para ello.

netf

Una de las explicaciones es que los suscriptores de paquetes de televisión de pago generalmente vienen acompañados servicios de banda ancha de Internet o teléfono.

Como surgió Netflix

Netflix tuvo un comienzo humilde: un sitio donde las personas pudieran alquilar DVDs en línea y recibirlos a través del correo.

En esta versión del servicio, la empresa compitió directamente con locadoras físicas, que pagaban empleados, alquileres, entre otros. Además de competir indirectamente por el entretenimiento de las personas, como la televisión, que todavía es un instrumento bastante utilizado.

Entonces, la empresa partió para disponibilizar contenido streaming, lo que la hizo superior a las tiendas físicas de alquileres, pues los consumidores podían ver lo que querían y cuando quisieran.

Un fenómeno que no para de crecer

En el primer trimestre de 2017, la compañía de streaming consiguió alcanzar la una marca de 50 millones de usuarios. Con esos números Netflix sobrepasa la televisión por cable de Estados Unidos.

La verdad es que Netflix cambió el modo en que el consumidor se relacionó con su Smart TV y, por eso, logró en el intervalo de cinco años aumentar en 27 millones su número de usuarios. En comparación, en ese mismo período de tiempo, las empresas de cable perdieron cerca de 4 millones de firmas.

Si antes el público se sentía cómodo en el intercambio de canales hasta aceptar asistir a lo que alguna de las redes de televisión estuviera ofreciendo, ahora el escenario es otro: con un servicio de streaming estamos cada vez más acostumbrados a elegir lo que queremos ver, cuando queremos ver y dónde queremos ver.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes