Cómo alimentar y conservar alimentos para bebés

En esta época con tanta variedad alimenticia es muy habitual que las personas se pregunten qué es lo mejor para darle a los bebés, y especialmente, lo más saludable. Pues bien, para tener un bebé sano es vital la planificación y la organización, evitando ofrecer diferentes alimentos en la misma comida.

Es importante recordar que el bebé aprenderá a comer primero, así que no hay necesidad de ofrecer grandes porciones. Incluso puedes aprovechar las ofertas refrigeración: mantener todos los alimentos del bebé bien refrigerados y guardados en pequeñas porciones es la clave para empezar esta nueva etapa de forma saludable y practica.

http://static.mildicasdemae.com.br/uploads/2015/09/papinha.jpg

Consejos para una alimentación saludable: 

1. En la primera semana, introduzca un jugo de fruta en el descanso de la mañana. Comience con una fruta sola y sin azúcar añadido: la papaya, zanahoria, sandía y manzana, son buenas opciones.

2. Observar la aceptación del bebé y no crear muchas expectativas, ya que es normal el bebé rechazar cosas nuevas. Si el niño rechaza un alimento por primera vez, esperar unos días más y ofrecer de nuevo porque él tendrá que consumir un par de veces para adaptarse.

3.Se espera que en un período de aproximadamente dos semanas paladar del bebé estar acostumbrando a los nuevos sabores, solo entonces se puede pasar a la próxima etapa.

4. En esta segunda vez (después de quince días), vamos a comenzar la introducción de alimentos sólidos, en este caso, ha llegado el momento de conocer los frutos. Para eso, es necesario cocinar los alimentos y  servir en la consistencia de colado para facilitar la aceptación, ya que los bebés de esta edad aún no tienen la dentadura completa . Pueden incluirse en la merienda algunas de esas frutas: plata plátano, manzana, pera, papaya, entre otras.

5. Es importante respetar este periodo de transición para los nuevos grupos de alimentos y observar la aceptación de manera que se pueda siempre solucionar y substituir alimentos. Si las dificultades del bebé en aceptar los nuevos alimentos persisten, hable con su pediatra o médico especialista en nutrición.

6. El tercer paso es la etapa de la comida salada. Cuando el bebé cumpla ocho meses, es el momento para proporcionar colados salados, que tendrán que ser servidos como almuerzo.

Consejos importantes: 

  • La historia de aprovechar ofertas refrigeración es realidad. Todos los alimentos del bebé deben ser almacenados de forma segura.
  • Acuérdese siempre de no añadir gran cantidades de azúcar o sal en la comida de los pequeños. Muchos padres incluso, optan por no ocupar eses productos.
  • Esté siempre atento a las reacciones que alimentos pueden causar. En caso de alergia o síntoma, visitar un pediatra el cuanto antes.
Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes